Viviendo en el extranjero

EXPAT-TRAVEL BLOG. El mundo al alcance de tu mano. Tips para quién vive fuera de su país y para quién mira a la expatriación.

image


Deja un comentario

En Agosto, cerrado por vacaciones

Del 1 al 31 de agosto, cerrado por vacaciones, ambos inclusive.

Ese era el letrero que en casi el 90% de los comercios se encontraba colgado en la puerta durante el mes de Agosto.

Cuando llegué a España, yo no entendía esa pregunta de ¿qué vas a hacer en el verano? ¿donde pasas las vacaciones de verano? ¿ya tienes plan para el verano?

img_5696

Acostumbrada a que en México las vacaciones las tomaba generalmente en octubre, no llegaba a comprender esa emoción de la gente de salir corriendo en verano e irse todo el mes, donde prácticamente no puedes ni enfermarte porque hasta en la Seguridad Social (el ambulatorio de atención primaria) solo hay horarios de guardia y acudes solo en caso de emergencia.

Después de mi primer verano, dadas las temperaturas tan altas y el sofocante bochorno barcelonés, me quedó claro por qué todo el que se podía ir, salía prácticamente huyendo a su destino vacacional, léase: segunda residencia, camping, la casa del pueblo, o tomar el avión hacia algún destino exótico que bien puede ser África o el sudeste asiático.

Mi marido y yo somos muy “pata de perro” y hemos pasado nuestras vacaciones en distintos destinos; en agosto de 2002 conocí Lanzarote,  la isla más bonita de Canarias, convirtiéndose en nuestro lugar preferido para vacacionar, hemos ido tantas veces que nos la conocemos entera, aunque Mallorca, Menorca o La Gomera también tienen lo suyo.

Pero, ¿cuáles son las costumbres de la gente local?  Los catalanes, de hecho, son de los españoles que mas viajan, te los puedes encontrar en casi cualquier sitio que elijas fuera de España en vacaciones, son bastante identificables por su camiseta del Barça y porque entre ellos se comunican en catalán.

Es muy común en las familias catalanas tener una segunda residencia en algún pueblo costero o en la montaña; en Catalunya se habla mucho de “ir a la torre o al terreno” esto es, trasladarse a la casa en donde se pasan los fines de semana o las vacaciones, generalmente se localiza en algún pueblo de interior o en la montaña, evitando por todos los medios el sofocante calor de julio y agosto.

La “casa del pueblo” suele ser la casa de los abuelos donde se reúne la familia que durante el año no se puede ver por diferentes motivos, y es un relax para todos: los adultos porque se reencuentran con los parientes mayores y los niños porque pueden ir y venir sin tener a los padres detrás, estos pueblos, que suelen estar casi vacíos el resto del año, durante el verano recobran la actividad y se llenan de vida, risas, gritos, juegos y grupos de amigos que van de arriba a abajo todo el día.

Quienes no tienen estas facilidades, optan por pasar las vacaciones en un camping o toman un avión y se van al destino elegido en internet o la agencia de viajes.

image

Cada vez son mas los que toman las vacaciones en julio o que se guardan una semana para Navidad y durante el mes de agosto se quedan en la ciudad, ellos tienen  la posibilidad de disfrutar Barcelona de otra manera, aunque las zonas turísticas están llenas, los barrios están casi vacíos, así que es el momento de sacar la bici, los patines o los zapatos cómodos y salir a la calle a redescubrir esos rincones a los que casi no prestamos atención en el día a día.

La oferta es diversa: cine de verano, los Festivales de Música en el Parque, y no hay que olvidarse de las fiestas de Gràcia y de Sants, dos barrios emblemáticos de Barcelona que llenan de color y magia las calles decoradas por los mismos vecinos.

¿Y los mexicanos? ¿A donde se van de vacaciones? Si son de “los míos“, aprovechan para conocer  lugares nuevos a los que puedan acceder según sus días libres y su presupuesto.

Sin embargo, también entre mis paisanos están los que necesitan como agua de mayo volver a México, como algunas de ellas me ha comentado “Necesito México, oler, comer, sentir y escuchar México, así que cada año vuelvo a estar con mi familia y disfrutar ese tiempo en mi país, con mis papás y mis amigos”. 

En mi caso, he sentido el choque cultural muy fuerte tanto al llegar a México como al volver a casa, aunque México será siempre mi raíz e identidad y disfruto mi tiempo con la familia, cuando abro la puerta de casa , dejo la maleta a media sala y me siento en el sofá, es cuando termino de relajarme sabiendo que he vuelto a mi hogar.

El “tema maleta” es caso aparte, los que nos gusta viajar ligeros apenas traemos un par de cosas pequeñas (lo único grande que me he traído fue un molcajete en mi primer viaje y 14 años después, mi marido aún me recuerda lo que pesaba aquello), pero muchas paisanas se traen toda la tiendita de la esquina, es como abrir un cofre del tesoro.

Ahí dentro encuentras todos los antojos imaginables, desde chile Tajín, mazapanes y Bubulubus, pasando por distintos chiles, Gansitos, Barritas, chocolate, achiote, flor de jamaica, Maizena de sabores, etc

Y de cosas para vender ya ni les cuento: joyería, blusas, bolsas, mantelería, juguetes, calaveritas de azúcar, artesanía, etc

En cierta manera, es como traerse un trocito de ese México que dejamos atrás intentando evitar que los olores y los sabores no se pierdan tan pronto de la memoria convirtiéndose en imágenes desvaídas en los recuerdos, es un remedio contra la nostalgia.

Finalmente ¿para qué es el verano? es tiempo de reencontrarse con uno mismo y con la familia, tostarse al sol, leer, pasar las tardes en una terraza tomando una caña y una tapa o volver a las raíces y llenarte de tacos, pozole y garnachas, ponerse al día con los amigos y recibir los apapachos de la familia.

Y mientras sea posible, mis planes para el verano son: disfrutar a mis hijos y enseñarles el mundo, volviendo de vez en cuando a su 50% mexicano.

 

 

 

 

 

beer-1055352_960_720


Deja un comentario

La cerveza Alemana, un deleite para mi paladar.

Por: María Cristina Zarazúa

Sin entrar en detalles de sus orígenes, ni en comparaciones de en que País se fabrica la mejor , es un hecho que en Alemania la cerveza es de vital importancia y tiene mucha tradición.

Con un grado de expertiz caracterizado por la capacidad de clasificar una cerveza en “clara” y “oscura”, llegué a este país a despertar mis sentidos y expandir mis horizontes cerveceros: los sabores, las texturas, los colores, e ingredientes son muy variados y por suerte para mi, todos me parecen deliciosos.

german-beer-654453__180

En este texto, les comparto mis descubrimientos cerveceros y el lugar que ocupan en mi paladar y corazón (Si, es amor).

1. Honig Bier.

La cerveza de miel, yo sabía de su existencia gracias a Robin Hood, pero nunca la había probado. Nuestro primer encuentro fué en Julio 2015 en un festival de Cerveza (Bierböse Düsseldorf) y caí cautivada por su color oscuro y un dulzor-amargo que se queda en el paladar y mucha felicidad en el corazón. Nuestros encuentros han sido anuales, pues no he encontrado otro lugar donde la vendan (Y mi lado anti-tecnologico se niega a buscarla por amazon o algo así)

2.Dunkel Märzen Bier.

Se fabrica solo en Marzo y Abril, en primavera, también es oscura y con sabor fuerte. Deliciosa y estacional. La llegada de la primavera, también se puede ver en algunos dispensadores de cerveza, y es casi tan emocionante como ver las primeras flores.

3.Alt Bier.

La cerveza por excelencia de Düsseldorf . Mi favorita para los encuentros semanales. Sabor amargo ligero, textura ligera, color oscuro. Se sirve en dosis de 200 ml, para que siempre tenga la temperatura adecuada. Una cerveza muy regional, tanto que parece que en Düsseldorf hay alt-bier, lo demás no es cerveza.

4.Dunkel.

De malta y oscura. Es una de esas cervezas que no es para acompañar la comida, sino la comida es para acompañarla a ella. Su sabor y pesadez inundan el paladar y la panza. Una cerveza ocasional, para tomarse despacito con una buena plática o un buen libro.

5. Hell.

De las claras, mi preferida. De esas cervezas que pueden o no ser sociales, , el sabor suave y su ligereza te acompañan.

6.Pilsner.

Muy consumida y fácil de encontrar en Alemania. Clara, ligera ,de sabor fuerte pero poco amargo. Para acompañar la comida, o la cena. Una cerveza para la cotidianidad.

7.Weissen Bier.

La cerveza icónica y omnipresente de Alemania. Originaria del Sur-Este del País, esta cerveza de trigo ha logrado llegar hasta otros rincones del Mundo. Un pan liquido y espumoso, que sabe delicioso, siempre burbujeante (sobre todo si se toma en el vaso adecuado) .

8. Kölsch.

La cerveza de Colonia y solo de Colonia. Una cerveza clara, de sabor suave. De esas que perfectamente sustituyen al agua en un día de calor. Más si se toma a orillas del Rhin.

Pero independientemente de mis descripciones subjetivas: Kölsch, Alt, Weissen, Dunkel, Merzen, Honig, Pilsner, Hell y muchas otras variedades….Con frio, lluvia, calor, siempre y cuando sean después de las 4 de la tarde (kein bier vor vier), o de las 12:00 si eres mexicano ; en Alemania: jóvenes y viejos, mujeres y hombres, todos saben disfrutar de una buena cerveza, Cada quien tiene su preferida y vale la pena probarlas todas.

bar-406884__180

portada


Deja un comentario

El clima y yo, o cómo una mexicana se adapta al clima del sur de Francia.

Me gustan el frío y la lluvia. Adoro el otoño, los abrigos, las bufandas y las botas… tolero poco el calor y detesto las mangas cortas. En México viví en un eterno verano -sin tener consciencia de ello- pues al menos en Ciudad Guzmán, donde nací, los cambios de estación son poco perceptibles y el clima es un privilegio. Ni mucho calor, ni mucho frío. Sigue leyendo


2 comentarios >

Escribir me gusta, me ayuda a poner en claro mis ideas, a aterrizar todos esos pensamientos que están ahí en el aire y que se mezclan unos con otros hasta hacerse una bola incomprensible. Últimamente estos pensamientos son tantos, y el tiempo para escribir, escaso, la razón: comencé un nuevo trabajo, uno por el que luché mucho, y que me encanta pues me permite dar lo mejor de mí en un contexto en el que me siento útil, en el que aprendo algo nuevo cada día y en el que trabajo con personas de diferentes culturas.

No solo por experiencia personal les puedo decir que muchas personas subestiman el gran esfuerzo que significa para un expatriado conseguir un trabajo en una tierra que nos es tuya, Sigue leyendo

image


Deja un comentario

¿Porque realizar un Intercambio Académico al extranjero? Parte II

A continuación, les presentaremos la segunda parte de las habilidades que un estudiante puede desarrollar haciendo un Intercambio Internacional y como la Movilidad Estudiantil facilita su desarrollo… Sigue leyendo

img_5433-1


Deja un comentario

La canción del verano

Llegué a España el último día de mayo de 2002, solo 1 mes después me encontraba en pleno verano y había una frase que escuchaba muy a menudo, sobre todo en la TV y esa era: “la canción del verano”, que ese año fue… el “Aserejé   Sigue leyendo

img_5431


Deja un comentario

Consejos para aprender Alemán en Alemania .

Por: Maria Cristina Zarazúa
Sin duda la mejor manera de aprender un idioma y entender la cultura rápido es la inmersión total, sin embargo hay ocasiones en que eso no es del todo factible, por ejemplo, cuando vienes a un programa de Posgrado que es en Inglés, cuándo tu pareja no es Alemana , cuando tienes familia y te interesa que tus hijos aprendan también tu idioma, incluso cuándo vienes solo y tu nivel de Alemán es mínimo y tienes que elegir entre estar muy aislado o tener grupos de referencia en el(los) idioma(s) que domines.

Algunos consejos, basados en mi experiencia y en las de algunos conocidos para hacer más eficiente el aprendizaje son:

• Si no hablas casi nada o nada de Alemán al llegar a Alemania, estudia al menos los niveles básicos (A1-A2) . Si lo haces de manera intensiva es mejor.

• Si ya estudiaste Alemán en tu país, también ayuda mucho estudiar un curso de Alemán en el nivel que tengas en cuante llegues, te ayudará a acostumbrarte a la pronunciación de la región en la que te encuentres y a volverte más fluido al hablar.

• Obligate a buscar espacios donde practicar hablar alemán, con los cursos del idioma no será suficiente. Puede ser a través de un Tandem, entrando a alguna actividad en las que sea más probable encontral gente del lugar (deporte, danza, música, grupo de lectrura, un curso de cocina, etc.) o poniendote en situaciones en la vida cotidiana donde tengas que hablar, por ejemplo: preguntar direcciones, pedir información de productos en el supermercado, preguntar sobre cursos (aunque no pienses inscribirte) , ir al doctor, contestar encuestas.

• Escucha el radio y ve televisión o películas en el idioma, a los Alemanes les encanta traducir todas las películas, y es fácil encontrar películas que ya haz visto en Alemán.

• Escucha e intenta aprenderte canciones en Alemán, aunque no es el idioma más melódico, hay música para todos los gustos. Si buscas “Deutsche Lieder” en youtube salen varias opciones. También las canciones para niños (“Kinderlieder”) son una buena opción por su simplicidad y están llenas de vocabulario útil.

Lee, puedes empezar con libros para niños, los dibujos ayudan bastante, y poco a poco ir subiendo el nivel. En alemania es fácil encontrar bibliotecas públicas.

• Resuelve crucigramas y sopas de letras en tus tiempos muertos, junto con un diccionario o internet , te ayudarán a aprender vocabulario.

Deja la pena de lado, seguramente no lo hablarás a la perfección, no te entenderán a la primera, pero aprenderás más rápido si te equivocas.

Y si te interesa mejorar la pronunciación, busca ejercicios en internet. Por ejemplo, para mejorar la pronunciación de la R y de las vocals con umlaude: