Viviendo en el extranjero

EXPAT-TRAVEL BLOG. El mundo al alcance de tu mano. Tips para quién vive fuera de su país y para quién mira a la expatriación.

ballet, bailarina, canada

Una aspirante de bailarina en Cuba.

8 comentarios

Si hay un país, aparte del mío, que marcó en gran medida quién soy, ese es Cuba. Dieciocho años, una maleta llena con ropa de ballet, zapatillas, latas de atún y barras de granola (pues mi mamá temía que muriera de hambre), ilusiones de esas transparentes y tantas ganas de trabajar duro para convertirme en la mejor bailarina que pudiera ser.

En realidad hice tres viajes a Cuba, el primero de 3 semanas, el segundo de un año y después volví un un par de meses más. Cuando escucho “La Habana” todavía recuerdo sus olores, la humedad en la piel por el calor constante y el sonido de las olas rompiendo contra el malecón. ¡Ah el malecón!, recuerdo pasar tardes enteras ahí sentada a ver el horizonte, pensando en mil cosas y en nada al mismo tiempo.

Habana, malecón, mar, horizonte,

Manuela mi querida amiga y roomie en el malecón de La Habana

Mi experiencia como bailarina.

Mi primer viaje fue exploratorio, tenía 16 años. Me dí cuenta del altísimo nivel que tenía (y tiene) el Ballet Nacional de Cuba (BNC), me di cuenta de que mi técnica estaba “sucia”, “viciada”. “Quiero estudiar en la Cátedra Internacional de Danza del BNC”, decidí.

Así me lo propuse y así fue. Al salir de la prepa me fui a vivir un año a Cuba a estudiar ballet. Tuve excelentes maestras como: Ileana Lastres, Migdalia Montero y Lydia Diaz. Fue para mí un proceso de autoconocimiento, de fortalecimiento de cada músculo de mi cuerpo, de encontrar sensaciones que sólo la experiencia de estas grandes maestras podía darme.

Lydia Diaz, ballet, maitre, ballet nacional de cuba, cuba

Yo chillando al despedirme de mi maestra Lydia Diaz.

Al principio me asusté.  Mis extensiones, mi en dehors, todo parecía que bajaba de nivel, era como un reiniciar lentamente. Pero poco a poco ya iba notando grandes cambios, mi composición corporal iba trasformándose sorprendentemente, mis músculos se hacían compactos y fuertes.

Mi técnica mejoró, no solo por las distintas clases que tomaba: Ballet, Puntas, Preparación Física, Repertorio, Danza Contemporánea y Folklore Cubano, sino por estar diariamente observando las clases y los ensayos del Ballet Nacional de Cuba. Absorbí de los bailarines del BNC todo lo que pude. Algunos me dieron consejos muy valiosos y en otros observé sensaciones tan claras que fueron fáciles de interiorizar y de aplicar.

Después de unos meses me fue dada la oportunidad de hacer clase con la compañía y ensayar con el cuerpo de baile. Las clases eran un sueño, maestras como Aurora Bosch y Loipa Araujo fueron un privilegio. Estar en ensayos de ballets como Giselle o Paquita, ensayados por Josefina Mendez, me enseñó lo más importante sobre un cuerpo de baile: los detalles, la unificación, la disciplina. Hacer clase con estrellas como Carlos Acosta, Viengsay Valdes, Joel Carreño, Yolanda Correa, Oscar Torrado, Laura Hormigón, Adiarys Almeida, Hayna Gutierrez y ver ensayar al grande Rolando Sarabia son momentos irrepetibles que me dejó La Habana.

clase, ballet, Carlos Acosta, bailarín, estrella,

Clase con el magnífico Carlos Acosta (extrema izquierda). Maestra: Migdalia Montero

Adaptándome a la cultura.

Culturalmente también fue un cambio drástico, comenzando por la manera de hablar, cuando llegué a Cuba ¡no entendía nada!, pensaba que hablaban muy rápido y que estaban enojados o molestos. Pero los cubanos me enseñaron a vivir el presente, a ser feliz sin motivo, a darle menos importancia a los pequeños problemas.

En La Habana había siempre una casa con música y fiesta. La gente es abierta y desde el primer día te hablan como si siempre te hubieran conocido: “Mi hermano”, “Mi amor”, “Mi vida”, “Compadre”. Además fui afortunada pues me tocó vivir con una gran familia cubana, hecha de personas y personitas de gran corazón, que me adoptaron como si fuera uno de ellos.

fiesta, habana, cuba,

Fiesta improvisada en alguna casa.

Estoy segura de que cualquier persona que haya vivido el suficiente tiempo en Cuba, la considera suya. La verdad es que Cuba se adueña de ti, y no te deja ir. Mi Habana, mi vieja Habana, volveré.

 “Habana, mi Habana si supieras el dolor que siento cuando te canto y no entiendes que es amor”

 

-Una disculpa por la calidad de las fotos, pero es que todavía eran de rollo, no me hagan del paleolítico, ya había cámaras digitales,creo, solo que yo era lowbudget.-

Autor: Isa

Mediador cultural, experto en procesos de mediación socio-educativos, Licenciada en Comercio Exterior por la Universidad Iberoamericana y Master en Desarrollo, Innovación y Cambio por la Universidad de Bolonia. Para mí vivir en otro país significa primero que nada aprender a escuchar y a observar. Vivir la vida diaria de los lugareños te enseña a entender sus hábitos, sus gustos y apreciar su costumbres. Creo que conocernos unos a otros ayuda a entendernos y a acabar con estereotipos y discriminaciones, y a través de este blog quiero compartir lo que yo he vivido y así poner mi granito de arena.

8 pensamientos en “Una aspirante de bailarina en Cuba.

  1. ¡Qué recuerdos tan bonitos tienes de La Habana! Estoy loca por enseñársela a mis hijos.

    Me gusta

  2. Sounds like some very nice people indeed. Good memories die hard, I guess. 🙂

    Me gusta

  3. Hola me conmovio mucho tu redaccion me gustaria poder contactarme con tigo por que yo quiero irme a estudiar danza a Cuba por tus atenciones Gracias… saludos

    Me gusta

  4. Hola di con tus escritos por casualidad, buscando escuela para cursos de ballet en Canadá pues en nuestro país no es muy valorado. Ella tiene 9 años y desea ser bailarina de ballet, lleva tres años en ballet y ha salido a tomar cursos, queremos apoyarla porque está en su momento, hablamos español, puedes decirnos si en las escuelas de Canadá reciben niñas de esa edad, cómo. O qué tenemos que hacer. Te agradecemos tu ayuda.

    Me gusta

Tus comentarios son muy importantes

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s