Viviendo en el extranjero

EXPAT-TRAVEL BLOG. El mundo al alcance de tu mano. Tips para quién vive fuera de su país y para quién mira a la expatriación.

Hábitos de alimentación: Diferencias entre México e Italia.

6 comentarios

In response to The Daily Post’s writing prompt: “Ripped from the Headlines.”

Estaba leyendo las noticias de México hoy y me topé con un encabezado que decía:

Un México saludable, sinónimo de un país productivo y exitoso

y entonces me vino a la mente la cantidad de dulces que tenemos a la mano en nuestro querido México y no pude evitar hacer la comparación con Italia, el país donde vivo hoy. No me gusta comparar, pero me duele mucho nuestro 1er lugar en obesidad infantil, me avergüenza porque los niños deben tener derecho a crecer sanos y con los hábitos alimenticios hoy en día en México los niños toman refresco a una muy (demasiada) temprana edad, y ya están comiendo dulces de una enorme variedad antes de saber hablar bien. Obviamente no todos, muchos padres tienen la premura de mantenerlos alejados de el azúcar, o al menos de no ponérselas al alcance muy seguido, pero tenemos que aceptar que es muy difícil.

En una ciudad cualquiera en México no puedes caminar más de 200 metros sin encontrar una tiendita abierta que venda todos estos dulces, una variedad que yo crecí viendo como “normal”, pero que en Italia por ejemplo, no se puede encontrar. No estoy diciendo que cero azúcar, los extremos nunca son buenos, pero la cantidad de dulces y alimentos chatarra a la que están expuestos diariamente nuestros niños en México es exorbitante, ¿no creen? Y me gustaría que no lo fuera, que si estamos de acuerdo en que “Un México saludable, sinónimo de un país productivo y exitoso”, se trabaje entonces por ofrecer alimentos más sanos a menor precio, porque muchos no estamos en la posición de comprar una ensalada, si no está al alcance de nuestros bolsillos. Otra manera es a través de la educación y la regulación de la publicidad, que en la tele no salgan a todas horas comerciales de comida chatarra.

diferencias culturales, alimentación en mexico, mexico saludable, obesidad infantil en mexico

Aquí en Italia muchas cosas no funcionan a la perfección, pero siempre me ha gustado tomar lo bueno para aprender, y creo que podemos aprender mucho de la cultura de alimentación que tienen los italianos, prefiriendo siempre las cosas frescas, cocinando todo y comprando las cosas ya hechas lo menos posible, y

los postres son hechos en casa, de preferencia con azúcar de caña y sin conservadores (cómo hacían nuestras abuelitas).

Y sobretodo que en las tienditas no hay una cantidad inmensa de dulces listos para ser devorados por los más pequeños que todavía están desarrollando sus gustos y preferencias, y que, si desde tan pequeños comen cosas tan dulces o tan saladas, después, cuando sean grandes obviamente eso buscarán.

Esta es sólo mi opinión claro y que conste que no me refiero a la comida mexicana, esa es patrimonio de la humanidad y es exquisita y rica en tradición, me refiero a los dulces industrializados, a las papitas, a los refrescos, que claro yo también me como o tomo uno de vez en cuando, pero que creo que los niños no deberían crecer inundados de estos.

Ripped from the Headlines

Autor: Isa

Mediador cultural, experto en procesos de mediación socio-educativos, Licenciada en Comercio Exterior por la Universidad Iberoamericana y Master en Desarrollo, Innovación y Cambio por la Universidad de Bolonia. Para mí vivir en otro país significa primero que nada aprender a escuchar y a observar. Vivir la vida diaria de los lugareños te enseña a entender sus hábitos, sus gustos y apreciar su costumbres. Creo que conocernos unos a otros ayuda a entendernos y a acabar con estereotipos y discriminaciones, y a través de este blog quiero compartir lo que yo he vivido y así poner mi granito de arena.

6 pensamientos en “Hábitos de alimentación: Diferencias entre México e Italia.

  1. absolutamente cierto, en México en las escuelas se vendía pura comida chatarra: papitas, churros, etc que creo ya se prohibieron. Pero apenas los niños salen y se encuentran con el de los chicharrones, el de las papas y dulces. Eso nunca lo he visto en Italia,no se trata de prohibirle a esas personas que trabajen vendiendo botanas, pero si lo que vendan, ¿qué diferencia sería que vendan alegrías, frutas con chilito, pepino, jícama, etc

    Me gusta

  2. La primera ciudad de México que conocí fue Monterrey y aún me acuerdo que una de las primeras cosas que noté fue la gran cantidad de personas gordas en la calle. En cada esquina había un Oxxo o un Seven abierto a todas las horas y estas tienditas venden casi exclusivamente papas, dulces, refrescos y cervezas. Otra cosa que me asombró fueron las botellas de 3 litros de refrescos. Nunca había visto botellas tan grandes y me he dado cuenta que mucha gente casi no toma agua y entonces imagínense cuantas calorías inútiles ingieren en un solo día.

    Me gusta

  3. Creo que depende de cada familia la elecciòn de còmo se alimenta a los ninios, en Italia donde yo tambièn vivo veo una tendencia creciente a lo que se senala, cada vez màs merendina, Nutella y todo tipo de panes industriales, sea Pascua, sea Navidad, sin duda y me entero de forma directa, los ninios y jòvenes italianos se van famirializando cada vez màs a una nota marca de hambuerguer. Creo que en mi pais Mèxico tambièn crecimos con padres responsables que nos prohiban masticar gomas de mascar y comprar patatinas fritas, en fin de ni tanto que queme al santo ni tanto que no lo alumbre.

    Me gusta

  4. Hola Isa,
    Este es un argumento que trato mucho con una amiga en particular que vive en México la cual comenzo una batalla personal debido a las enfermedades constantes de su hijita. De ahì poco a poco revolucionò sus habitos y los de su familia, los buenos resultados la siguen entusiasmando. La cocina mexicana, como escribes esta reconocida como patrimonio de la humanidad. La verdadera cocina mexicana, la tradicional, la artesanal por asì decir. Mientras la industrial es otro rollo! El problema segun yo es otro y ahora por lo que ella me platica las cosas estan cambiando aunque si lentamente.
    He leìdo en articulos mexicanos que la mayoria de los niños consuma en el desayuno las calorias necesarias para todo su dìa! Efectivamente pienso que a parte la venta de comida chatarra en las escuelas que me resulta que actualmente sea prohibida; otro problema serio son las raciones excesivas ya desde temprano aunque si de alimentos sanos.
    Pongo el ejemplo de mi familia, la cual me ofreciò siempre alimentos sanos sì pero en cantidades XXL y con frecuencia poco equilibrados. En mi casa se consumaban pocas golosinas pero no faltaba el agua de fruta azucarada con las comidas! Mucha tortilla! Yo era la gordita de la familia pero con el pasar del tiempo y mi experiencia de vida aquì en Italia las cosas cambiaron. Mis hermanos sufren de sobrepeso, mis padres ambos diabeticos. Yo aquì aprendì a equilibrar mis comidas y la comida de mi familia, siento mucha responsabilidad en esto. Italia de reflejo me ha enseñado a equilibrar mejor las comidas y limitar las raciones. Ayuda mucho la distribuciòn de las comidas dentro las 24 horas del dìa como las distancias. Aquì todo es mas cerca, relativamente. Uno se puede despertar con mas calma para desayunar y generalmente no se excede porque pasa poco tiempo entre el desayuno y el almuerzo. La costumbre almenos yo con mi hijo como en la escuela, de los tentempies entre las comidas por la mañana y por la tarde, ayudan a calmar el hambre. Actualmente cultivo la pasion por la reposteria. Algunas personas me dicen que haré engordar a mi marido e hijo. Yo inicié esta pasion curiosamente porque me faltaba el pan dulce mexicano y querìa ofrecer a mi hijo un producto artesanal, paradójicamente en Italia no existe esta oportunidad de comprar a buen precio pan dulce artesanal para todos los dias. De ahì que las abuelas sabian preparar ricos panes o pasteles para desayunar, pero ahora incluso en Italia se estan perdiendo ciertas cosas. Por lo mismo muchas familias consuman “merendine”! A quién me dice lo que escribì arriba, es respondo que mi hijo en vez de una “merendina”, come una rebanada de rosca hecha por su mamà sin grasas hidrogenadas, conservantes, colorantes etc.
    En conclusiòn aquì como allà hay que dar mas valor a la calidad de lo que consumamos. Crear consciencia de esto a nuestros hijos es mejor que prohibir.

    Me gusta

  5. Hola, me ha gustado tu post y me gustaría saber qué diferencias hay en cuanto a vivienda en mexico e italia

    Me gusta

Tus comentarios son muy importantes

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s