Viviendo en el extranjero

EXPAT-TRAVEL BLOG. El mundo al alcance de tu mano. Tips para quién vive fuera de su país y para quién mira a la expatriación.

¿Estás listo para tu boda bicultural?

Deja un comentario

Se acerca tu boda, unirás tu vida con esa persona que amas, que es también tu mejor amigo(a), tu cómplice, tu persona. Y resulta que ese ser humano es de otro país, creció hablando un idioma diferente al tuyo, con tradiciones ligeramente diferentes a las de tu tierra, o tal vez hasta opuestas, con otra religión probablemente. Su amor venció fronteras, luchó contra la distancia, superó la barrera del idioma, y ahora están por unir caminos.

Él, o ella, habla tu idioma con un acento extranjero, se comporta diferente cuando esta en tu país, hay algo que cambia, como si se vistiera de una nueva cultura. Tú sabes algunas palabras de su idioma, o tal vez lo hablas muy bien, pero siempre con un poco de acento, y tal vez te cuesta entender aspectos de su cultura. Uno no escoge de quién enamorarse por su nacionalidad, eso espero, pero la biculturalidad sin duda añade un ingrediente extra a la relación, la puede hacer más complicada algunas veces, pero también la enriquece con la mezcla de idiosincracias, con la amalgama de tradiciones, con esa total aceptación del otro, con todo y diferencias culturales.

Ese día en el que sus caminos se unen, no pueden dejar de lado todo ese bagaje de culturas y tradiciones de cada uno. Es natural, habrá invitados de ambos países, y, si así lo deciden, pueden hacer dos bodas, una en tu país y otra en el suyo. No tiene que ser súper complicado, pueden, por ejemplo, casarse por el civil en un país, y realizar la ceremonia en el otro.

Para este día tan especial quiero darte algunos… no consejos, más bien sugerencias, tips que te pueden servir tal vez, y claro mis mejores deseos para que este día (y toda su vida juntos) esté lleno de pasión, de alegría explosiva, de abrazos y sonrisas, besos y caricias, de amor.

Lo mejor de dos mundos.

Lo importante, creo yo, es tomar lo mejor de cada universo. Por ejemplo en nuestra boda en Italia, los amigos de mi esposo tuvieron el gran detalle de contratar unos mariachis para la fiesta, fue un sorpresa que me hizo sentir en casa, y bueno, no les cuento el ambiente que pusieron. En la boda mexicana, un amigo de mi esposo nos hizo el gran honor de hacernos un pequeño video de la boda en Italia, y así lo pudimos compartir con los invitados en México. También fue muy especial compartir con los invitados que venían desde Italia, cómo es una boda mexicana, todos quedaron fascinados, y se divirtieron como locos. 

Dos es mejor que uno

Si tienen la oportunidad de organizar una boda en cada país, tendrán la oportunidad que compartir su unión con la mayoría de sus seres queridos. Es una realidad que por cuestiones económicas,  logísticas, o hasta de salud, no podríamos contar con la participación de todos los invitados con los que quisiéramos compartir este día tan importante si la boda es en un sólo país. Hacer dos bodas implica más trabajo, más costos, pero se pueden contener y al final valdrá la pena. Para contener los costos también se puede organizar una sencilla comida de traje, o una salida a un restaurante, lo importante es festejar en compañía.

De la gastronomía la mejor comida.

Si tienen la suerte, como nosotros, de que los dos países tengan una gastronomía deliciosa y mundialmente reconocida, no tendrán problemas en escoger los platillos, o tal vez si, pues la decisión será más difícil. Creo que es un buen detalle incluir al menos una entrada, algún platillo, o un vino del país que no es el anfitrión. Por ejemplo si la boda es en algún país de Europa y uno de los novios es mexicano, un buen tequila, será muy apreciado por los invitados, y le dará a la fiesta una alegría especial.

El amor en los tiempos de internet.

Algunas cuestiones más prácticas para organizar una boda en un país, viviendo en otro: en este aspecto la era de internet nos facilitará la vida, solo hay que saber comunicarse y organizarse. Te recomiendo que mandes a hacer las invitaciones con tiempo. Si tienes familia en el país en el que se realizará la boda, manda a hacer las invitaciones allá y pídeles que ellos las recojan y las envíen a tus invitados, de otro formar te va a salir muy caro mandarlas desde tu país de residencia. Si hay algún retraso puedes adelantarte invitando a tus amigos y familiares por correo electrónico, o puedes utilizar algunos servicios que, hoy en día, permiten compartir todos los detalles de tu boda a través de una página en internet.

Y… ¿Los regalos?

Hace pocos años este era un dilema, ¿cómo le hacemos para traernos todos los regalos a Italia, por ejemplo, si nos vamos a casar en México? Si cuando me casé hubiera existido la página de internet que acabo de descubrir y que con mucho gusto les comparto, nos hubiéramos complicado menos la vida. De hecho, no les miento, cuando me casé al no encontrar ningún tipo de servicio de mesa de regalos internacional, estaba por iniciar yo misma el negocio pues no me explicaba que con tantas parejas internacionales a nadie se le hubiera ocurrido. Pues ahora ya existe y se llama Zankyou, este sitio además de permitirte organizar tus lista de invitados, libro de visitas, etc, te ofrece una mesa de regalos internacional, ¿dónde estaban cuando los necesitaba?

Háganlo suyo.

Por último creo que la unión de dos personas es un evento único e irrepetible, que sin importar de dónde venga cada uno de ustedes, refleja su amor y hace participes a todos de su felicidad, compartiendo ese momento con aquellos que son sus seres más queridos, y por eso mi recomendación es imprimirle su toque, hacerlo un evento totalmente suyo, porque seguramente será un día inolvidable.

Cuéntenos qué otros tips les sugieren a los futuros novios, cómo ha sido su experiencia si es que han asistido o sido protagonistas de una boda bicultural.

¡Vivan los novios!

boda, pastel, boda bicultural, matrimonio, mix, parejas mixtas

Autor: Isa

Mediador cultural, experto en procesos de mediación socio-educativos, Licenciada en Comercio Exterior por la Universidad Iberoamericana y Master en Desarrollo, Innovación y Cambio por la Universidad de Bolonia. Para mí vivir en otro país significa primero que nada aprender a escuchar y a observar. Vivir la vida diaria de los lugareños te enseña a entender sus hábitos, sus gustos y apreciar su costumbres. Creo que conocernos unos a otros ayuda a entendernos y a acabar con estereotipos y discriminaciones, y a través de este blog quiero compartir lo que yo he vivido y así poner mi granito de arena.

Tus comentarios son muy importantes

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s