Viviendo en el extranjero

EXPAT-TRAVEL BLOG. El mundo al alcance de tu mano. Tips para quién vive fuera de su país y para quién mira a la expatriación.

La historia de cuando descubrí el otoño lejos de mi tierra.

1 comentario

Hoy tenemos como huésped a una lectora de Viviendo en el extranjero muy especial, que nos comparte su primer Otoño en Europa, y cómo se enamoró de esta estación de colores profundos. Que disfruten su relato:

En un país con un clima tan maravilloso como el que tenemos en México es difícil entender con claridad el verdadero significado de las estaciones y no me refiero a las estaciones del tren, pues éso amerita otra reflexión, me refiero a las estaciones que nos muestran a través de canciones infantiles, festivales y hermosas imágenes en las aulas de nuestro preescolar: Primavera, Verano, Otoño e Invierno.
image

En México hay quienes dicen que tenemos dos estaciones, en realidad ahora creo que solo tenemos una, lo cual es un privilegio. Sin embargo, si tienes la oportunidad de vivir un otoño en la zona norte de Italia no te debes perder la oportunidad de estar atenta a los cambios en el clima y los paisajes. Sobretodo cómo va cambiando el entorno dese la vegetación, por supuesto, hasta como lucen las personas con sus atuendos, pues el calor intenso del verano, que puede llegar hasta los 44 grados centígrados, te permite usar las prensas más ligeras, en contraste con el frío que se siente más por lo repentino que por lo intenso, que hace a las personas sacar sus prendas abrigadoras cubriendo sus cuellos con mascadas de todo tipo, tanto hombres, mujeres como niños y niñas.
image

Ese frío repentino que aparece acompañado de días nublados y un poco de lluvia, se suaviza cuando vas descubriendo que también viene cambios en los paisajes tomando cada árbol una belleza sin igual. Me encantó en especial como los viñedos van transformándose uno a uno, vid a vid en diferentes tonalidades espectaculares de amarillos, ocres, naranjas y rojos, contrastando con el verde intenso de los campos que siguen vivos.

Al llegar noviembre los tapetes de hojas de diversas formas, casi circulares, debajo de cada árbol, lucen espectaculares, obligando a los servicios de limpieza a pasar y llevarse esas hojas ahora secas que inundan las calles arboladas. Este Noviembre también ha regresado el sol intenso y cálido como si quisiera obsequiarnos algo de su calorcito antes de que se aproxime el invierno haciendo aún más bellos los color otoñales.
image

Era un día soleado y además cálido (agrego lo de cálido pues acá aprendí que no siempre vienen juntos, lo descubrí un día que salí pensando que el clima sería agradable pues había sol y cuál fue mi sorpresa cuando sentí con toda claridad un golpe de frío en mi nuca pues no había secado mi cabello, el dolor en la nuca me duró al menos un día completo), bien una vez cerrado el paréntesis continúo en ese día soleado, y además cálido, un día de recuerdos y de emociones que se hicieron más dulces con el sabor del capuccino con cacao que bebimos y sobre todo con las dulces caricias de una hija escuchando y hablando con el corazón, después de ese desayuno cargado de emotividad y empatía.

A nuestro regreso, como disfruté las diferentes tonalidades de lo árboles que en verano lucían tan verdes y densos, ahora cada árbol va adquiriendo su propia personalidad y en cada árbol las hojas van cambiando sus tonos conforme avanza el otoño, toman colores hermosos creando un abanico impresionante desde verdes, rojos y vinos más intensos pasando por los amarillos, vistiendo las calles y caminos de alfombras hermosas de diferentes formas.

Así, con las emociones a flor de piel y disfrutando de tan bella muestra de colores y tonalidades es que sentí nuevamente que el sol acarició mi rostro con un calor suave y reconfortante, ese día descubrí que el Otoño es una estación que tiene sus propia belleza al igual que la Primavera, ese día me reconcilié con el Sol.

image

Nos encantaría saber ¿cómo han vivido ustedes el cambio de estación viviendo lejos? ¿Qué es lo que más les gusta? ¿Cuáles son los aspectos que no les gustan tanto?

Autor: Isa

Mediador cultural, experto en procesos de mediación socio-educativos, Licenciada en Comercio Exterior por la Universidad Iberoamericana y Master en Desarrollo, Innovación y Cambio por la Universidad de Bolonia. Para mí vivir en otro país significa primero que nada aprender a escuchar y a observar. Vivir la vida diaria de los lugareños te enseña a entender sus hábitos, sus gustos y apreciar su costumbres. Creo que conocernos unos a otros ayuda a entendernos y a acabar con estereotipos y discriminaciones, y a través de este blog quiero compartir lo que yo he vivido y así poner mi granito de arena.

Un pensamiento en “La historia de cuando descubrí el otoño lejos de mi tierra.

  1. Disfruté mucho el relato y las imágenes, casi pude saborear los colores, el capuccino y el sol. Qué bello reconciliarse con el sol. Muchas gracias!

    Me gusta

Tus comentarios son muy importantes

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s