Viviendo en el extranjero

EXPAT-TRAVEL BLOG. El mundo al alcance de tu mano. Tips para quién vive fuera de su país y para quién mira a la expatriación.


4 comentarios

Carta a los niños y niñas que crecen bilingües.

¡Hola! Si, tú que estás creciendo en una familia que viene de dos mundos, en una casa en la que se hablan dos (o más) idiomas, esta carta es para ti.

Eres privilegiado, el idioma es un regalo, tú tienes dos. Eso significa que tienes una ventanota a dos culturas, y la puerta abierta. Tu decides si te asomas y si quieres entrar. Tus papás tal vez han estudiado todos los métodos posibles para criar de la mejor forma bilingües a sus hijos, tal vez no, tal vez lo han hecho de la manera más natural, de cualquier manera una que otra vez les vienen dudas o alguien más les viene a decir las suyas:

¿No se tardará en hablar? ¿No se confundirá? ¿Y si tiene dificultades en la escuela? ¿Estás seguro que ese método es el más adecuado? ¿Y si…?

Sigue leyendo

¿Procurar que los niños bilingües hablen el idioma minoritario en casa?

2 comentarios

Este es nuestro último post celebrando oficialmente el Día Internacional de la Lengua Materna de este año, aunque igual lo celebramos todos los días cuando la hablamos en la casa, al intentar mantener la lengua madre de la manera más natural posible.

Hoy platicamos con una mamá mexicana que vive en Estados Unidos: Chela Velazquez Zykorie, y nos cuenta cómo ha hecho para que sus dos nenas crezcan hablando español e inglés.

¿Cuánto tiempo llevas viviendo en Estados Unidos?

12 años

 ¿Por qué es importante para ti que tus hijas aprender tu idioma?

Los beneficios de ser bilingües son inagotables, no solo abren fuentes de trabajo y desarrollan la mente, ayudan a conectar con diferentes culturas…en nuestro caso hablar español en Estados Unidos nos ha permitido no solo expander nuestra cultura mexicana si no conocer varias culturas latinoamericanas.

El principal motor de mantener mi lengua es que mis hijas logren comunicarse con todos sus familiares en México y que así logren identificarse como mexicanas aún viviendo en Estados Unidos.

¿En casa hablan español? ¿Qué dificultades han tenido?

Si Isa, en la casa hablamos español . Tratamos de ver caricaturas en español y libros en español. Cuando Misha entró a la escuela solo hablaba español y rápidamente adoptó el inglés. Es difícil sobretodo cuando le pregunto sobre la escuela porque recuerda lo que hizo en inglés y me lo quiere decir en inglés. Pero con mucha paciencia y siempre recordándole lo importante que es practicar el español ahí vamos.

 ¿Qué consejo darías a nuestros lectores?

Mi mayor consejo es ser pacientes y perseverantes. Es una lucha de todos los días pero con un poquito de humor y creatividad se vuelve divertida.

Aquí les dejamos a la pequeña Misha practicando su lengua materna con su mamá.

Cuéntenos en los comentarios sus experiencias, ¿qué dificultades han tenido? ¿Cómo las han superado?

 

Tus comentarios son muy importantes.


2 comentarios

Receta para niños multilingues? Dos continentes. Tres idiomas. Una familia.  Muchos juegos, risas y palabras de amor. 

Hoy tenemos una invitada que ha viajado por el mundo habla 4 idiomas y tiene dos hijos que hablan español, polaco y están aprendiendo ingles, ella es Hanna del blog http://www.hannacheda.com/ y nos platica cómo es tener una familia multingüe y les puedo asegurar que es muy divertido 🙂 

Una tarde cualquiera en nuestra casa:

Estoy trabajando en una traducción en francés mientras mis hijos (3 y 5 años) ven dibujos animados en inglés, cantando todas las canciones y repitiendo diálogos. De vez en cuando dicen algo a su papá en español y a su abuela en polaco. Yo me uno a ambas conversaciones sin dejar de traducir mi texto al francés. 

Si alguien de fuera ve esta escena, le parece una torre Babel y le sorprende que los niños tan pequeños no se confunfdan entre tantos idiomas. Y no, no van a un colegio internacional, estudian en un colegio público polaco al lado de casa. Tampoco tienen profesores particulares ni hacen viajes de inmersión. Su papá y mamá trabajan y no les hablan otros idiomas durante todo el día. Entonces, ¿cómo es posible? 

Hace un par de días se celebró el Día Internacional de Lengua Materna, lo cual me hizo reflexionar sobre numerosas ventajas para mis hijos de ser multilingües y críarse entre culturas diferentes. Estoy muy orgullosa escuchándoles hablando polaco, español y aprendiendo inglés, y me siento feliz viendo como disfrutan de tradiciones de culturas diferentes. Con tres y cinco años respectivamente mis niños probaron arepas venezolanas, pierogi polacos, paella española, fish&chips (pescado con papas fritas) inglés, visitaron Big Ben y Torre Eiffel, celebran su Día de Santo – según costumbre polaca – con fiestas infantiles, donde no puede faltar piñata (costumbre venezolana). Y mientras mi hijo mayor no se acuerda siempre del nombre de nuestra urbanización, sabe enseñar en el mapa mundial donde queda Polonia, donde vive su abuelita en Venezuela y su tita Ola en Londrés.

Cierto, aunque probaron tantos platos extranjeros, muchos no les gustan y su plato favorito de siempre son cereales con leche 😉 



Desde que me acuerdo, siempre me afascinaban los idiomas y países extranjeros. Fui a mi primer intercambio escolar a Alemania y Holanda a los diez años y difruté de esta experiencia al máximo, intendando comunicarme con otros niños en inglés muy básico, contemplando sus casas, comidas y juguetes. No tenía miedo de lo desconocido ; todo lo contrario, me fascinaba descubrirlo, leía cuentos sobre la vida en otros países y soñaba con viajar el mundo. Mi sueño se cumplió ; estudié licenciatura en Etnolingiüstica (inglés, francés y español), durante mi carrera estudié en España, trabajé en Reino Unido e hice voluntariado en Croacia ; también tuve oportunidad de visitar muchos países, conocer gente de distintos lugares y aprender sobre su cultura. 

Cuando conocí a mi esposo venezolano durante mis prácticas en Lloret de Mar (Barcelona, España), sabía que ibamos a continuar nuestra aventura de conocer el mundo juntos.

 ¿‘’Te atrajó porque fue diferente, exótico’’ ? – preguntan muchos. No, me atrajó simplemente porque era él. Me enamoré porque a pesar de ser de culturas diferentes teníamos los mismos valores : familia, amistad, respeto, queríamos tener hijos y formar un hogar feliz. 

La multiculturalidad marcó nuestras vidas desde el principio ; en nuestra boda en Polonia teníamos invitados de cuatro países diferentes, la misa se celebró en polaco e italiano ( no había cura que dominara español y en la iglesia pensaron que es lo mismo 😉 y ambos dijimos nuestros votos en polaco y español. Después de casarnos nos fuimos a vivir a Costa del Sol donde nació nuestro primer hijo, Andrés. En sus primeres meses de vida a nuestro hijo le visitó su abuelita de Venezuela, sus titas – mis mejores amigas de Italia y Francia, con tres meses Andrés viajó por primera vez a Polonia. Puesto que el padre de mi esposo provenía de República Dominicana, tenemos también familia allí, que a través de redes sociales siempre está pendiente de nosotros. 

Desde el principio le hablé polaco a mi bebé y junto con su papá hablamos español ; en el vecindario Andrés jugaba con niños españoles, marroquies, ingleses y de muchos otros países. Y aunque su vida era dominada por la lengua española, cada día le hablaba y le leía en polaco, mi madre me mandaba muchos libros, discos con música infantil y dibujos animados.

Más o menos cuando Andrés tenía dos años y nació su hermanito Michał, comenzaron críticas de su crianza bilingüe de parte de algunos vecinos y familiares. ¿La razón? Nuestro hijo hablaba muy poco, mezclaba las palabras en una sola frase y costaba mucho entenderlo. 

Algunos me aconsejaban dejar de hablarle polaco ‘’por el bien del niño, que nadie no va a entender en el cole, lo va a pasar mal ‘’. Otros dudaban para que hablaba a mis hijos un idioma que nadie más entendía en nuestro pueblo. Y si, eran personas bien intencionadas que siempre nos apoyaban en otros aspectos de crianza de nuestros hijos.

Sabíamos que solo nosotros-los padres-sabemos que es lo mejor para nuestros hijos y seguíamos hablándoles dos idiomas. Más que nada siempre me hacía mucha ilusión la actitud de mi esposo, que no hablaba polaco, pero aprendía sus primeras palabras con los niños, les ponía dibujos animados en polaco y siempre daba mucha importancia a nuestra herencia cultural. A los 3,5 años Andrés de un día a otro empezó a hablar español perfectamente, tenía muchos amigos en el colegio y jamás se sentía confundido o diferente. Fue entonces cuando conoci un grupo de polacos en que organizaron su propio colegio ‘’Costa Polonia ‘’ en nuestro pueblo. Ibamos a las clases de polaco los sábados, mis hijos hicieron amigos de familias polaco-españolas y aunque Andrés todavía entendía mucho más de lo que sabía decir, me hacía mucha ilusión ver su progreso. Michał, entonces bebé, entendía muy bien instrucciones en ambos idiomas.

Cuando mis hijos tenían respectivamente 4 y 2 años decidimos mudarnos a Polonia para estar cerca de mi familia; 

adémas, debido a gran número de corporaciones extranjeras que abrían sus sedes en Polonia, en mi país había más oportunidades de encontrar un buen trabajo. Los niños fueron al colegio polaco y sobre todo Andrés entendía todas las instrucciones, pero contestaba en español; si podia hablar de esta manera con su mama, por qué no con los profes? 😉 



Pero poco a poco comenzó a decir sencillas palabras y quizás a cabo de un mes hizo su primera frase en el supermercado: “mami, ya compramos el queso”. Si, en el tiempo verbal correcto, con perfecta pronunciación. Desde entonces cada vez hablaba mejor y en un par de meses nadie notaba diferencia entre como hablaba Andrés y sus compañeros del cole.

Mientras tanto, en casa mi niño hablaba español con papi y era su traductor personal, ayudándole a comunicarse con mi familia. Michał empezó a comunicarse en ambos idiomas y aunque hablaba mucho más polaco, sabíamos que con constancia y esfuerzo se va a soltar en español también.

Más o menos cuatro meses después de la mudanza, cuando Andrés ya no mezclaba polaco y español, decidí introducir otro idioma en casa: inglés. Puesto que durante muchos años trabajé como profesora de inglés con niños, tenía en casa muchos materiales y conocía juegos divertidos para animar a los peques. Empezamos con juegos, canciones y cuentos casi a diario, „English Time”. 

Andrés aprendía nuevas expresiones rápido, no se confundía nunca con español y polaco y lo que más me gustó fue ver que no tenía miedo de hablar e intentar hacer frases a pesar de vocabulario muy limitado. En comparación con la mayoría de mis alumnos que venían de hogares monolingues mi hijo entendía más instrucciones, no preguntaba casi nunca „qué significa eso”. ¿Será que estuvo acostumbrado a entender nuestros mensajes en contexto aunque no entendía todas las palabras, comprender más el lenguaje no-verbal y los gestos cuando faltaban palabras? 

Aparte de „English Time” los niños veían muchos dibujos animados en inglés y escuchaban canciones mientras jugaban. Cuando en verano fuimos por primera vez de vacaciones a Londrés, Andrés sabía saludar en tiendas, pedir chuches y helados (fue su motivación principal: si, puedes comer un helado, pero tienes que pedirlo tu solito ;), comunicarse con niños ingleses en el parque aunque sea con palabras muy sencillas.

Durante nuestro viaje de dos semanas los niños participaban en talleres organizados en museos y centros infantiles, solo veían televisión en inglés y aprovechabamos cada momento para practicar el idioma. Les animaba a conversar con gente mayor en el metro, en los parques, charlar con otros turistas mientras visitabamos monumentos. La gente era muy amigable y se divertía charlando con dos niños rubios, también apreciaban los motivos de nuestro viaje y los esfuerzos que hacían los niños para comunicarse en inglés.

El momento clave del viaje fue cuando una señora en el tren le regaló a Andrés un librito con pegatinas Angry Birds „por su aplicación y esfuerzo”. Mi niño estuvo flipando con un regalo de una desconocida y fue entonces cuando me dijo por primera vez que „vale la pena aprender inglés”. Por cierto, hasta el día de hoy este album de pegatinas es uno de sus mayores tesoros. 

Desde hace poco los niños participan en grupos de juegos para niños hispanohablantes („Picnic Latino”) y anglohablantes. Su principal motivación siguen siendo dibujos animados en YouTube que ven solo en inglés y español. Además cada noche leemos cuentos en los tres idiomas. 

Ya que en Polonia no tengo que implicarme tanto en hablar solo polaco a los niños, cuando estamos todos juntos hablamos español. A cambio cuando estoy sola con los niños intento incorporar inglés en nuestras conversaciones sencillas a la hora de comer, de camino al colegio, repitiendo cada día las mismas rutinas ( Would you like some juice? Little or much? Say juice, please) e incorporar nuevos.

¿Nuestros desafíos? Ampliar vocabulario de los niños en español. Nuestros peques y su papa son más de jugar con cochecitos, correr, montar en bici que de contar historias y hacer libros de actividades. ¿Nuestra solución? Juegos donde hay que correr, usar cochecitos y a la vez se aprende nuevas palabras. En nuestra casa los idiomas no pertenecen al rincón de trabajo, dedicado a “fastidiosas” fichas del colegio. Los idiomas pertenecen al rincón de juego en el suelo, donde hay mucho espacio para correr,sacar muchos juguetes y pasarlo super bien. 

¿Otro desafío? “Mami, no quiero ver tele en inglés, sino en polaco”! Que dice mami: “Vale, pero solo un ratito, te van a doler los ojos…” A cambio si se pide ver dibujos en inglés, siempre se permite un rato más, además mami se sienta con los niños para ver los dibujos juntos y tiene mucho interés en las nuevas aventuras de Thomas y sus Amigos.  Que casualidad que lo mismo pasa con los cuentos; siempre se puede prolongar un poquito la hora de dormer si se elige cuentos en inglés y español. 

Gracias a nuestra crianza multilingüe cada día nos divertimos con actividades creativas en todos los tres idiomas que enriquecen mucho nuestra rutina diaria.  Nos encanta leer cuentos sobre la vida en otros países y hablar de los sitios que nos gustaría visitar. Conocimos a las personas geniales que al igual que nosotros viven entre varios idiomas y culturas. Y sé que aún nos queda mucho por hacer : viajar, leer, experimentar, ir por primera vez a Venezuela a República Dominicana para que los niños conozcan a su gran familia. Sé que nuestro viaje multilingüe apenas comenzó y que vamos a disfrutar a lo largo de su camino. 



día internacional de la lengua materna, international mother language day, celebration, festejo, bilinguismo, bilingue, niños bilingues, multilingue, bilingual, familia bicultural, expat Lenguaje


5 comentarios

La importancia de la lengua materna en las familias biculturales.

Hoy es el día internacional de la lengua materna, y ¿por qué celebrar este día? Con la lengua no solo se come, el idioma es cultura, tradiciones, herencia, son pueblos enteros, aprendizajes, modos de ver la vida. Para comprender un pueblo hay que empezar por entendernos, por comunicarnos.

Por qué mantener la lengua madre en una familia bicultural?

Para las familias biculturales que viven en el extranjero, mantenerla lengua del país en el que no se reside es cuestión no solo de otorgar ventajas cognitivas, y tal vez laborales en un futuro, a nuestros niños, pero es sobretodo una manera de hacerles conocer su otra tierra, esa en la que nació su madre (o su padre), esa en la que viven sus abuelos, sus primos, tíos, etc. Es fundamental para crear un puente, gracias a la lengua madre los pequeños podrán comunicarse esta parte de la familia que vive a kilómetros. Es también una forma de hacerles entender lo grande que es el mundo, lo vasto y lo maravilloso de la diversidad, de que aprendan a respetarla, a disfrutarla.

Tips para lograrlo
Todo este mes hemos recibido retroalimentación de ustedes, nuestros lectores, nos han contado como ha sido su experiencia, y sus mejores consejos. Aquí los tienen:

1. Ser pacientes.

Los niños que crecen hablando dos idiomas pueden tardarse un poquito en hablar, la clave es no desesperar y sobretodo no presionarlos. Además cuando ya son mas grandes pueden tener etapas en las que no quieran hablar español, por costarles mas trabajo, hay que ser muy pacientes y cuidar que la experiencia de ser bilingües sea siempre agradable y divertida para ellos.

2. Hacerles ver la utilidad.

Cuando uno es niño puede no valorar las ventajas de ser bilingües, los niños aprenden cosas para aplicarlas en su vida diaria, así que hay que ponerlos en circunstancias en las que puedan ver que hablar español les es útil, como hablar con los abuelitos por skype, leer en español o ver películas en español.

3. La práctica hace al maestro.

Aprender un idioma es cosa de práctica y qué mejor para los pequeños que tener amigos que también hablen español, busca otras familias que hablen español y que tengan niños y hagan grupos de juego.

4. Ser consistentes con el método.

Si han decidido que papá hablara en un idioma y mama en el otro (OPOL) o que en casa se habla español y afuera el otro idioma (idioma minoritario) sean consistentes con ello, sino los pequeños se pueden confundir.

5. Hacer que ser bilingües sea divertido.

Que no se convierta en algo tedioso, y para esto se necesitan: música, cuentos, películas, y mucha pero mucha imaginación. Aquí pueden encontrar alguno bueno Tips sobre cómo hacerlo divertido.

6. Estar orgulloso de nuestras raíces y de nuestro idioma.

Algunas mamas(o papas) les hablan en el idioma del país cuando están afuera de la casa a sus pequeños, no por convicción o educación, sino porque les da pena. Hablar nuestro idioma no es motivo para avergonzarnos y si es por educación que hablan el otro idioma, para que las otras personas entiendan, pueden decir la frase dos veces, una en español y otra en el idioma del país.

7. Trasmitir no solo el idioma sino también la cultura.

La frase lo dice todo, y además hacerlo hará más interesante la experiencia, tomen el ejemplo de Mago, que en el post que escribió para viviendo en el extranjero nos platicó de los cuentos que ha inventado para su hijo y como a través de ello, su nene aprende hechos y curiosidades sobre la ciudad de México.

¡FELIZ DÍA INTERNACIONAL DE LA LENGUA MATERNA!
Este mes seguiremos compartiendo algunas experiencias de familias biculturales con un invitado muy especial.

día internacional de la lengua materna, international mother language day, celebration, festejo, bilinguismo, bilingue, niños bilingues, multilingue, bilingual, familia bicultural, expat Lenguaje


2 comentarios

Maya, italomexicana creciendo en una familia bicultural. #DILM

Hoy nos encontramos con Consuelo, italiana que habla perfectamente el español y que tiene la dicha de criar una pequeña italomexicana: Maya. Mañana es el Día Internacional de la Lengua Materna y tenemos el gusto de compartirles un poco de su hermosa familia y de como Maya está creciendo con dos idiomas.

Quién soy

Me llamo Consuelo, soy italiana y mi esposo es mexicano. Vivimos cerca de Roma y tenemos una hija de casi dos años. Mi esposo y yo hablamos siempre en español entre nosotros y también con ella, a menos que no haya otras personas que no entienden el idioma.

 Cómo ha sido para Maya la experiencia de crecer bilingüe

La primera palabra de Maya fue “agua”, pero ahora que está creciendo está hablando siempre más en italiano que en español porque ve la tele en italiano, habla con mis padres en italiano y también conmigo cuando estamos en la calle. A pesar de esto entiende perfectamente los dos idiomas y nos damos cuenta cuando le pedimos de hacer algo o le preguntamos como se llama o que nos indique unas partes del cuerpo.

día internacional de la lengua materna, international mother language day, celebration, festejo, bilinguismo, bilingue, niños bilingues, multilingue, bilingual, familia bicultural, expat Lenguaje

Mi consejo:

Mi consejo es utilizar en casa la segunda lengua, ya que saliendo van a practicar el idioma del país donde viven y a parte eso ver películas y caricaturas en internet, donde es más facil encontrar material en cualquier idioma.

Qué dificultades hemos encontrado:

Los niños que aprenden dos idiomas empiezan a hablar más tarde y al principio mezclan en la misma frase elementos de las dos lenguas que conocen.

 

Gracias a las familias que están compartiendo con nosotros cómo mantienen su lengua materna en sus familias, y si ustedes quieren participar pueden leer las bases AQUÍ.

día internacional de la lengua materna, international mother language day, celebration, festejo, bilinguismo, bilingue, niños bilingues, multilingue, bilingual, familia bicultural, expat Lenguaje


Deja un comentario

El regalo de los dos idiomas. #DILM

Como ya saben se acerca el Día Internacional de la lengua materna, nosotros lo estamos ya festejando con las experiencias que nuestros lectores han compartido con nosotros. Hoy le toca a Úrsula, mexicana que ahora vive en Alemania, y que tiene una hija  pequeña, a través de su experiencia podemos saber como ha sido para ella ver crecer a su pequeña aprendiendo dos idiomas: el español y el alemán. 

¡Que lo disfruten!

Lena María es una niña que esta creciendo en Alemania, el país de su papá, yo soy mexicana, la orgullosa mamá.

En mi experiencia puedo compartirles que amo que Lena hable español, al principio no sabía bien como iba a funcionar esto de los dos idiomas, afortunadamente todo ha sido muy natural.

Cuando Lena empezó a hablar tenía yo un poco de miedo que no entendiera o hablara el alemán ya que a mi me ha costado bastante, sin embargo como se sabe los niños son una esponja y absorben todo de una manera fascinante.

Pienso que la familia juega un roll muy importante en el desarrollo del lenguaje, hemos tenido la fortuna de que abuelos maternos convivan con nosotros, esto ha influido bastante en que Lena hable y cante como una mexicanita!

día internacional de la lengua materna, international mother language day, celebration, festejo, bilinguismo, bilingue, niños bilingues, multilingue, bilingual, familia bicultural, expat Lenguaje

A propósito de los cantos, como los niños aprenden jugando para mí ha sido algo primordial el cantarle a mi beba en español y que de esta manera pueda aprender, así mismo buscar compañeros de juego para Lena con el mismo idioma (esto me parece impresionante que niños incluso de padre y madre mexicanos jueguen y hablen en alemán … Claro es el país donde viven!)

El lenguaje es parte de nuestra identidad, mi trabajo como madre es transmitir el idioma más allá, es una cosa cultural. Quiero que mi pequeña hable el español, que esté orgullosa de ser mexicana y entienda todo, como nuestro doble sentido al hablar tan típico de los mexicanos. 🙂


Deja un comentario

Cómo criar hijos multilingües y no morir en el intento

Aquí estamos adentrándonos en el mundo del multilinguismo, y hoy tenemos a dos invitadas muy especiales: Erica y Laura del blog Mamás por el mundo, quienes nos comparten cómo criar hijos multilingües. ¡Bienvenidas!

día internacional de la lengua materna, international mother language day, celebration, festejo, bilinguismo, bilingue, niños bilingues, multilingue, bilingual, familia bicultural, expat Lenguaje

¡Hola! Somos Laura y Erica, psicóloga y educadora, coaches en expatriación, especializadas en madres y familias. Nuestro coaching se basa tanto en nuestra formación profesional como en nuestra propia experiencia de expatriadas en diversos lugares de América y Europa. Hemos creado Mamás por el Mundo por y para las madres expatriadas.

día internacional de la lengua materna, international mother language day, celebration, festejo, bilinguismo, bilingue, niños bilingues, multilingue, bilingual, familia bicultural, expat Lenguaje

 Compartimos experiencias de otras madres en tu misma situación, tips para “sobrevivir” a la expatriación en familia y consejos para que esta nueva aventura te ayude a crecer a todos los niveles. Nuestro lema es ‘el éxito de la expatriación está en tus manos y vamos a ayudarte a conseguirlo’.

día internacional de la lengua materna, international mother language day, celebration, festejo, bilinguismo, bilingue, niños bilingues, multilingue, bilingual, familia bicultural, expat Lenguaje

Cómo criar hijos multilingües y no morir en el intento.

He sobrevivido, sí lo confirmo, estoy aquí escribiéndoles porque he pasado y aún paso, esta experiencia de vida   que nos hemos propuesto: criar a nuestros hijos lejos de nuestro país de origen, multilingües y no morir en el   intento. Dejando de lado todas las circunstancias que nos han hecho movernos de nuestra Argentina natal y vivir en diferentes países, creo que un resultado tangible es el multilingüismo de mi familia.

Desde que mis hijos nacieron ha sido todo un desafío poder conservar el español como lengua madre. Es el idioma que se habla en casa, es lo que nos identifica a la salida del colegio, es lo que los amiguitos tienen curiosidad por aprender y como les dice mi marido a mis hijos ‘es lo que les traerá suerte con las chicas” 😉

Así que dadas algunas obvias ventajas de hablar varios idiomas, lo que es importante es cómo llevar una vida multilingüe, hacer lugar a nuevas culturas. Porque un idioma es eso, es expresión de cultura, es la forma de conectarte de la mejor manera posible con lo que te rodea. Y mas allá de lo bien o mal que lo hables, es importante hablarlo, hacer el esfuerzo, intentarlo, por nosotras y por nuestros hijos.

Comunicar, esa es la clave. No hacerlo es quedarte aislada y eso es contra lo que hay que luchar en la expatriación.

Este es un tema de consulta recurrente en nuestro servicio de consultoría para madres expatriadas. Es comprensible, todas tenemos como preocupación principal el bienestar de nuestros hijos.

¿Cómo se integran a una nueva escuela con un nuevo idioma?

Cuando nuestros hijos van a la escuela, ya sea que hayan empezado de pequeños o más grandecitos, se hace más fácil y más difícil al mismo tiempo. Llegar a los 6 años a un nuevo país y empezar de cero con un nuevo idioma hace que tu hijo pase 8 horas de su día tratando de descifrar lo que le están enseñando, lo que se dice en el recreo, las reglas de juego, las consignas de trabajo etc. Es algo que requiere de flexibilidad y perseverancia, una buena dosis de cada una hace que de a poco, el proceso de aprendizaje e integración se vayan dando lo más naturalmente posible.

La sobre exigencia es un factor de estrés, a algunos niños les lleva más tiempo que a otros adquirir un nuevo idioma y los procesos hay que respetarlos. La escuela te sugerirá diferentes alternativas para mejorarlo, si es necesario, un apoyo pedagógico extra.

Un niño de 8 años sabe cuando no habla bien, y le resulta embarazoso hacerlo frente a sus compañeritos. Apoya sus esfuerzos y calma sus ansiedades. Practiquen en casa. Una buena estrategia para estimular el aprendizaje cuando los niños se sienten paralizados es sentarte y aprenderlo juntos. Seguramente tu tienes mucho por aprender aunque hables básicamente el idioma local.

Háganlo juntos: lean en otro idioma, busquen palabras nuevas en un diccionario, intenten descifrar la letra de canciones que les gusta, hay muchas actividades para hacer en familia.

¿Cómo es el proceso con niños pequeños?…
¿Cuándo empezará a hablar mi niño?…

Para ir a post original ve aquí: Mamás por el mundo.